¿A donde vamos a llegar?

3 10 2009

Como bien lo comente en el twitter @katzider, hoy me dí cuenta de que realmente la gente está enloqueciendo y llegando a límtes que nunca antes había alcanzado, muestras la hay en todas partes, y cuando viajas diariamente en transporte colectivo, te puedes dar cuenta del ánimo común de las personas, en el metro, hasta el más intelectual puede ponerse bastante bronco por el hecho de que alguien pase y lo empuje, quizá sea el calor, o el olor de la concentración masiva lo que los hace estar en ese ánimo, y a esto aunarle el hecho de que cuando hay mucha gente la marcha del tren es bastante lenta, lo cual produce que la gente llegue tarde a sus destinos, es un hecho que somos demasiados. Otra cosa que me llamó bastante la atención fue que un niño  de secundaria, debido a que el metro tardaba mucho, comenzó a dispararle a la gente con su mano, haciendo alusión a un revólver, su expresión era de mucho enojo, ¿a qué extremos estamos llegando?, la problemática que nos afecta día a día está haciendo de México una nación de desquiciados que pueden disparar a diestra y siniestra dentro de un transporte público, a secuestrar aviones con bombas de calcetines. Si no se hace algo pronto, pronto veremos escenas de violencia cada vez más desenfrenadas, la solución está en el empleo, en la educación, la gente no quiere un espectáculo de luces en el zócalo, sólo quieren un lugar para laborar y ganar lo suficiente para mantener a su familia.